by

Tito Mexillón

Dirección: Rúa da Praia nº25 Raxó (Poio)

Teléfono: 986.74.06.46

Van subiendo las temperaturas y poco a poco se acerca el veranito, ya va siendo hora de presumir de los productos y del entornor de nuestra ría, hoy en Pontenponte nos desplazamos a Raxó para visitar “Tito Mexillón”.

 

 

Algo ha cambiado a la orilla de la playa de Raxó y de ello se han encargado Juan y Andrés.

Tito Mexillón es un proyecto hecho realidad, nace de una familia con años de experiencia en el cuidado y cría del mejillón en batea.

Y teniendo entre sus manos este molusco con sello gallego, se han especializado en la preparación de platos en los que el mejillón es su ingrediente estrella.

En su carta nos presentan más de diez alternativas para probarlo! y os podemos asegurar que os van a sorprender tanto por la calidad del producto como por su presentación.
Su horario es de viernes a domingo de 12:00 – 17:00 horas y noche de 21:00 horas a cierre y llegado el veranito se amplía a todos los días de la semana exceptuando el martes por descanso.
Si pasais por este lugar y una voces en vuestras cabeza os incitan a pasar un agradable momento disfrutando de buen vino parte de culpa la tendra la terraza de este local.
Vigas de madera y mobiliario de color blanco, sentados en cualquiera de sus mesas estaremos a tan solo unos pocos metros del mar, así que una buena tapa para acompañar y a disfrutar de la vida!
En su interior un bonito y acogedor comedor con paredes de piedra vista, vigas de madera y una cálida luz, proviniente de sus lámparas de hierro forjado, logran un ambiente ideal para disfrutar de la gastronomía gallega.
Mientras le echabamos un vistazo a nuestra carta pedimos algo para “hidratarnos”, yo personalmente una 1906.

Al momento nos sirvieron un aperitivo de mejillones al vapor y tras exprimir un chorro de limón pudimos constrastar la calidad de su producto en su estado más natural.
Otro aperitivo sobre nuestra mesa, un justo toque de aliño para disfrutar de estos mejillones a la vinagreta.
Para la elección del primer plato de la noche nos dejamos llevar por la curiosidad y también por la recomendación del camarero degustar las tartaletas.

A mi me recordó a una mezcla entre pizza calzone y empanada gallega, con una masa fina y esponjosa y recien salida del horno.
La primera de ellas “Tartaleta de mejillón con gulas”. La masa presentaba un corte de coción en el centro que dejaba escapar un fino hilo de vapor, en pocos segundos el olor de este plato llegó a todos los rincones de la mesa.
El plato de barro hace que la tartaleta conserve durante más tiempo su temperatura aunque ésta no duró mucho tiempo sobre nuestra mesa…en su interior, bechamel y mejillón logran una mezcla perfecta que hicieron que los comensales juzgasen a esta tartaleta como el plato estrella de la noche.
Que si…que ya he escuchado mil veces “Que la empanada de mi abuela es la mejor” despues de probar esta empanada de puntilla (calamar) en su tinta alguno se ha atrevido a desmentir el mito!
Jugosa, en su punto…excelente combinación de sabores de tortilla con chorizo patatero, típico de la zona de Salamanca y Extremadura. Un tamaño de tortilla excelente para compartir y no dejar de probarla.
Buen detalle en el plato de migas al incluir el pan de maíz acompañando al chorizo y panceta.
“Ternera Gallega fileteada con guarnición, lo hace usted mismo sobre plancha de hierro”, no nos pudimos resistir a probar este plato, el movimiento desenfrenado de los tenedores hablan por si solos: Que comience el espectáculo!

Carne de calidad servida en filetes finos que se hacen al gusto ya que la plancha de hierro permite regular el calor, nosotros escogimos la opción “Lume a tope” poque el ansia…el ansia es el ansia…
Un aplauso para este plato!
Aflojo un punto mi cinturón porque no podiamos dejar pasar la ocasión de probar sus POSTRES CASEROS! No busqueis en la carta porque en Tito Mexillón alguien que saber hacer las cosas muy bien se ha encargado de esta sección y sus buenas artes en la cocina varian según la ocasión, siempre mostrando a los clientes una variedad de los postres más típicos de nuestra tierra.
Para los más cafeteros os recomendamos probar el Flan de café.
Queso de arzúa acompañado de mebrillo con nueces.
Natilla.

Cuando de un establecimiento se sale con las ganas de volver y el cliente queda satisfecho es señal de éxito.
Como nota final destacamos su buen servicio y agradecemos a Andrés la atención prestada a nuestro equipo.
MUCHA SUERTE Y HASTA PRONTO!

1 comentario


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.