by

Quiche Lorraine

Os propongo una receta de Quiche Lorraine, uno de los platos más famosos de la gastronomía francesa. La Quiche nació en la región de “Lorraine”, de ahí su nombre. La receta se conoce desde el siglo XVII e inicialmente consistía en elaborar una tarta salada sobre un molde de masa brisa a la que se le añadía una salsa hecha con productos lácteos, huevos batidos y se aromatizaba con pimienta negra y nuez moscada.

Un poco de historia…Con el paso del tiempo a esa receta original se le fueron añadiendo más ingredientes dando lugar a diversas variantes, una de ellas es la Quiche Vosgienne, de la región de Los Vosgos, que se elabora con queso rallado o la Quiche Alsacienne, de la región de Alsacia, que añade cebolla frita al relleno. La variante Tarte Tourangelle es la que finalmente incluyó la panceta ahumada en su preparación. A base de hortalizas tenemos la Quiche Mediterránea y con espinacas la Quiche Florentina. 

La internacionalización de esta receta y la constante evolución de la cocina hacen de la Quiche un plato que nunca dejará de sorprendernos.

web 3

Ingredientes para 4 personas:

Una base de masa “Brisa”, 200 ml de nata para cocinar, 100 ml de leche, 150 gr. de queso groullere o Emmental, 100 gr. de bacon o panceta, 4 huevos, aceite de oliva, sal, pimienta negra, nuez moscada y mantequilla.

Elaboración:

El molde rizado es ideal para este plato, son los mismos moldes que se utilizan para la elaboración de tartaletas. En este caso utilicé masa tipo Brisa de “La cocinera” refrigerada, no congelada, os recomiendo especialmente este tipo de masa quebrada ya que, por su textura y firmeza, es ideal para la elaboración de este plato así como para todo tipo de tartas.

1. Comenzamos preparando la masa y el molde. La masa Brisa de La Cocinera viene enrollada en papel especial de horno, podéis utilizar este para extenderla sobre el molde o retirarlo y untar con mantequilla para que no se pegue la masa. Adaptar bien la masa a vuestro molde y presionar ligeramente los laterales. Después pinchamos varias veces la base con ayuda de un tenedor para que no hinche en el horno.

2. Introducimos la masa en el horno precalentado con calor arriba y abajo y cocemos durante 10 minutos a una temperatura de 200º. Este paso es necesario para dar rigidez a la masa y que quede crujiente.

Consejo: Para una cocción uniforme de la masa y que no se quemen los bordes podéis cubrirla con papel de aluminio.

3. En una sartén con un poco de aceite de oliva, sofreímos el bacon cortado en tiras. Cuando esté crujiente retiramos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y reservamos.

4. En este paso vamos a preparar el queso. Esta vez elegí queso “Emmental” de la marca “Président”, utilicé 150 gr aproximadamente (3/4 de plaqueta aproximadamente) y lo corté en pequeños dados. También podéis utilizar otro queso por ejemplo tipo “Groullere” o incluso combinar mitad y mitad.

5. Echamos en una jarra los huevos, la nata y la leche. Añadimos sal y pimienta negra al gusto y pasamos la batidora hasta obtener una mezcla homogénea.

web 16. El siguiente paso consiste añadir todos los ingredientes a la masa horneada. Primero añadimos el bacon extendiéndolo sobre toda la superficie y hacemos lo mismo con el queso. Después añadimos la mezcla del paso anterior vertiendo el líquido lentamente para conservar que los ingredientes se mantengan dispersos.

7. Por último introducimos en el horno la Quiche  180º durante 25 minutos y gratinamos durante 5 minutos más para que la superficie quede dorada.

web 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.