by

Buey de mar relleno

Aquí va una buena receta de buey de mar relleno! Una forma original de comer este marisco y un buen plan para daros un homenaje de vez en cuando o sorprender a vuestras parejas jejeje. En buey de mar Gallego es un marisco exquisito, su precio aunque varía en función de la temporada puede rondar entre los 10-30 euros por Kilo. Si queréis abaratar el coste de este plato también encontrareis en el mercado bueyes de mar procedentes de Francia o Irlanda que se venden congelados y previamente cocidos, la calidad no es la misma pero con una óptima preparación y un buen vino también lograreis un buen resultado.

WEB 3

Ingredientes para 4 personas:

2 bueyes de mar, 1 cebollas, ½ vaso de vino albariño, pan rallado, dos huevos, aceite de oliva, salsa de tomate frito, sal, pimienta, mantequilla, perejil y laurel.

Elaboración:

Etapa 1 “Limpiar el Buey”: Cuando digo “limpiar” me refiero a extraer toda la carne de su interior, digo esto por si alguno ya tenía el fairy en la mano! El buey es un marisco delicado y debemos tratarlo con mimo, a pesar a su apariencia robusta omitiremos utilizar alicates, taladros, martillos… basta con utilizar las dos manos, un buen cuchillo y un poco de habilidad. Comenzamos retorciendo y arrancando las patas que reservaremos para el final. Le damos la vuelta y retiramos la parte triangular de la barriguita, las “barbas” y otros filamentos. Extraemos el cuerpo, lo partimos en dos con el cuchillo y comenzamos a extraer la carne blanca. Presionamos la parte blanda entre los ojos y retiramos con esta maniobra sacaremos la carne de su interior donde encontraremos los corales. Ya tenemos las patas, la carne y el caparazón limpio.

WEB 1

Etapa 2 “Al calor”: Hervimos los dos huevos y reservamos. Ponemos aceite de oliva en una sartén y pochamos la cebolla finamente picada. Unos 15 minutos aproximadamente a fuego lento con unahoja de laurel.

Una vez pochada, y con ese olorcito tan rico impregnando la cocina, añadimos el vaso de albariño para darle alegría al plato. Lo ideal es escoger el mismo vino que serviremos posteriormente en la mesa. En el momento de añadir el vino podemos flambear o simplemente remover un poco para que evapore el alcohol. A continuación añadimos 2 cucharadas de salsa de tomate frito y volvemos a mezclar. Cocinamos durante 10 minutillos a fuego lento para que se vayan ligando los ingredientes. Podemos picar el perejil fresco e incluirlo en este momento.

Llega la hora de añadir la carne del buey con sus corales y el huevo duro picado. A continuación condimentamos con sal y pimienta.

WEB 2

Etapa 3 “Al horno”: Rellenamos el caparazón del marisco con la mezcla preparada a la vez que precalentamos el horno a 200º. Pondremos unas lascas de mantequilla por encima y cubrimos con una fina capa de pan rallado. Esta capa mantendrá todo el sabor del marisco durante la cocción. Finalmente lo introducimos en el horno y gratinamos 4-5 minutos hasta que se dore la superficie. Finalmente emplatamos teniendo cuidado de no quemarnos y decoramos con las patas cocidas jugando con contrastes de temperaturas.

Cocer el buey:

Si comprasteis el Buey fresco aquí os dejo unos consejos para hervirlo. Hay una regla general que dice, “El marisco vivo debe echarse cuando el agua esta fría. El muerto cuando esté hirviendo”.  Esta regla es aplicable a los grandes crustáceos con concha, es decir: Buey, Langosta, centollo, nécora…La finalidad es conservar las patas unidas al cuerpo y que la contracción de sus articulaciones sirva para guardar al máximo su sabor. En ambos casos el tiempo de cocción lo contaremos desde que el agua comience a hervir con el Buey dentro, siguiendo las proporciones:

Buey de 0,5 a 0,8 kilos =  17 minutos.

Buey de 0,850 a 1,2 kilos =  20 minutos.

Buey de 1,250 a 1,6 kilos =  25 minutos.

Buey de 1,7 a 2,5 kilos =  30 minutos.

La cantidad de agua será de 5 litros por pieza, de sal 60 gr x litro y se puede añadir un par de hojas de laurel. Podemos comprar el buey ya cocido pero si lo compramos vivo y queremos matarlo basta con sumergirlo una hora en agua dulce fría o con hielo.

Para enfriarlo simplemente cubrirlo con un paño húmedo, si puede ser con el agua de cocción, durante una hora. Evitar meterlo en la nevera ya que la carne se pega a las paredes y es más difícil sacarla.

Para nota:

Los bueyes de mar hembras, son mas sabrosas que los machos. Para diferenciarlos, tenemos que mirarlas patas arriba y fijarnos en el triángulo que tienen en la barriga, si es corto y ancho, se trata de una hembra, y si es largo y estrecho será un macho.

2 comentarios


  1. // Responder

    Los bueyes de mar son muy sabrosos y su receta me parece estupenda. Solo me gustaría incluir un detalle que tiene sabor ecologico. You vivo en la costa Norte del pacifico americano. En el Estado de Oregon hay un cangrejo muy similar al buey de mar. Es el dungeness crab. Solo se pueden pescar los machos si superan 6 pulgadas, unos 15 cm de ancho de caparazon . De esta forma nos aseguramos su optima reproduccion anual y podemos saborearlos a buenos precios.
    Veanlos en youtube, “oregon dungeness crubs”.
    I


  2. // Responder

    Los bueyes de mar son muy sabrosos y su receta me parece estupenda. Solo me gustaría incluir un detalle que tiene sabor ecologico. You vivo en la costa Norte del pacifico americano. En el Estado de Oregon hay un cangrejo muy similar al buey de mar. Es el dungeness crab. Solo se pueden pescar los machos si superan 6 pulgadas, unos 15 cm de ancho de caparazon . De esta forma nos aseguramos su optima reproduccion anual y podemos saborearlos a buenos precios.
    Veanlos en youtube, “oregon dungeness crabs”.
    I

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.