by

Ensalada Noa o Ensalada de pechuga de pato escabechado y queso de cabra

 

 

¿ Y porqué Noa? pues bien, he sido padre el pasado mes de Diciembre, ha sido niña y se me cae la baba. Así que como una de mis grandes aficiones es la cocina he mirado por la red aquí y allá y he preparado esta receta. Sólo espero que cuando mi hija sea mayor le guste esta ensalada…de momento a la madre le ha encantado, así que vamos por el buen camino….

Estos son los ingredientes:

* Una pechuga de pato

* 200 grs de champiñones

* 3 zanahorias

* 1 cebolleta

* 150 ml de vinagre

* 150 ml de aceite de oliva

* 150 de vino blanco

* Especias: Sal, tomillo, laurel, clavo, enebro, pimienta,semilas de cilantro y 4 ajos

* Hojas de ensalada de varios tipos.

* Rulo de queso de cabra

* Piñones

Empezamos limpiando la pechuga de líquidos,  ya que éstos no ayudan a dorar. La pechuga de pato por un lado tiene una piel blanca/amarilla y por otro lado se ve la carne roja del animalito.

P1100276 P1100277

 

Hacemos unos cortes sobre la piel de la pechuga. El espesor de la piel con la grasa será de unos 5-7 mm y el corte no debe de ser profundo para no tocar la carne de la pechuga, de lo contrario, a la hora de freir se secaría la carne al perder por el corte sus jugos.

P1100278

P1100279

Ponemos a calentar sin aceite una sartén a fuego medio. En mi vitro hay 9 niveles y lo puse en el 5. En cuanto la piel toca la sartén, por los cortes realizados comienza a salir la grasa de la pechuga.

P1100281

Tras unos 10 minutos del lado de la piel es el momento de cocinar el otro lado, se sabe que es un buen momento para cocinar el otro lado porque comienza a salir por el lado rojo de la carne líquidos y gotitas de sangre. En esta foto se ve algo del líquido.

P1100284

De todos modos, tomad los 10 minutos de referencia para no andar como loco buscando “gotitas”. Con una cuchara cojo la grasa que ha soltado la pechuga  y comienzo a rociarla durante unos 3 minutos. Podéis ver en las dos fotos siguientes como se empieza con un color rojizo y se cambia el color al echar aceite caliente.

P1100285

P1100286

Después de esto, sacamos a reposar la pechuga mientras hacemos el escabeche. Mirad que colorcillo rustido ha tomado la piel. Esta pechuga con un minuto de reposo se podría cortar en filetes y servir con una guarnición de vuestro gusto, eso sí, el interior está entre rojo y rosado.

P1100301

Ahora vamos con el escabeche. En el aceite que ha soltado la pechuga, rehogamos durante  5 minutos la cebolleta cortada en tiras, la zanahoria en rodajas, los champiñones a la mitad, una hoja de laurel y sazonamos todo.

P1100288

P1100289

Después añadimos las especias

P1100287

El laurel ya lo hemos echado antes pero es que no tengo foto sin el laurel. De izquierda a derecha: 2 clavos, 2 bayas de enebro, pimienta de colores ( negra vale también), semillas de cilantro y cuatro ajos machacados con la piel. Si no tenéis todas las especias tampoco pasa nada, pero no debería faltar bajo ningún concepto en el escabeche:  el laurel, el ajo y la pimienta.

Tras rehogar todas las especias unos 3 minutos más, añadimos el vino blanco, levantamos el hervor y añadimos el tomillo fresco.

P1100293

Después añadimos el aceite y el vinagre. Ponemos el fuego fuerte para que todo hierva enérgicamente durante 10 minutos.

P1100295

Pasado el tiempo, APAGAMOS EL FUEGO Y RETIRAMOS LA CAZUELA DEL CALOR, después acomodamos la pechuga en la cazuela.

P1100302

En esa situación la cazuela está caliente y se enfriará lentamente, al mismo tiempo, la pechuga va cogiendo calor lentamente y va cocinándose. Con la pechuga dentro, tapamos la cazuela y dejamos a temperatura ambiente mínimo un día.

Y ahora vamos con la preparación del plato. Os recomiendo sólo cortar lo que vayáis a comer, lo que sobre, lo podéis guardar en el frigo junto con las verduras y el escabeche.

Cortamos la pechuga en filetes de unos 3 mm, con una pechuga hay para unas cuatro raciones, de personas que comen normal…El aspecto rosado es el punto adecuado para una pechuga de pato, más cocción hace que la pechuga se vuelva dura y correosa. Con este color está perfectamente cocinada y no tiene sabor a crudo.

P1100305

Colocamos los filetes en un aro de emplatar.

P1100306

Aliñamos las hojas de ensalada con el escabeche en el que se ha cocinado la pechuga. Hay que remover el escabeche antes de aliñar la ensalada ya que cuando se deja en reposo tiende a estratificarse el aceite, el vinagre y el vino.

P1100307

P1100308

Colocamos las hojas aliñadas en el aro.

P1100309

Ahora vamos con el queso. Cortamos en rodajas de unos 8 mm de espesor y las gratinamos con un soplete.

P1100312

Os aviso que el plato debe de estar preparado para soportar una llama. De todos modos, si no tenéis soplete, podéis gratinar en un horno a bien hacer el queso en una plancha bien caliente o podéis olvidaros del gratinado y colocar el queso encima de las hojas simplemente cortado, que también está bien.

P1100313

Tostamos los piñones en aceite ligeramente y los esparcimos sobre el conjunto.

P1100314

Rematamos el plato rociando con un poco de escabeche alrededor de la ensalada.

P1100315P1100317

 

Un par de consejos:

* Las verduras del escabeche no las he utilizado, pero se pueden comer perfectamente y añadirlas a esta receta o comerse solas

* Lo normal es que cuando acabéis de comer la pechuga os sobre bastante escabeche, yo lo he metido en un biberón y lo uso como aliño para ensaladas. Biberón de cocina no de los de mi hija …ehhhh

Los bebés agotan y no dejan dormir la noche de un tirón, pero eso no es escusa para no seguir comiendo bien :), siempre hay recetas apañadas que no requieren mucho esfuerzo. Espero que este plato le guste a Noa de mayor.

Buen provecho.

2 comentarios


  1. // Responder

    IMPRESIONANTE. ESTÁS HECHO TODO UN PAPICHULO-COCINERO. SEGURO QUE A NOA LE ENCANTARÁ. LO DEL BIBERÓN DE ESCABECHE TODO UN PUNTO.
    TE PROPONGO UNA ACCIÓN DE MEJORA: INCLUIR UNA RECOMENDACIÓN DE VINO PARA ESTA ENSALADA.
    BRAVO.


    1. // Responder

      Hola sugarbody!!! . El biberón como decía en el artículo es de cocina no de la niña, no te vayas a creer. Respecto del vino, no me considero un entendido en vinos, aunque estoy poniendo empeño, pero desde luego una ensaladita de este estilo la tomaría con algún blanco o rosado, personalmente, el tinto no lo tomaría. Gracias por tus amables comentarios sugarbody, este blog acaba de subir de nivel con semejante visita de un gastrónomo tan ilustre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.