by

Entre Casa Fernández y rúa do Parvadas

Resulta aparentemente fácil llegar a Casa Fernández, más conocido como el bar Parvadas, sobre todo si alguien te indica que esta famosa taberna de Pontevedra se encuentra en el kilómetro cero de la ciudad del Lérez, justo detrás de la capilla de la Virgen de la Peregrina.

image

Pues una vez entrados en situación, nos adentraremos en este singular local con apariencia de casa blanquecina de planta baja donde encima de su puerta principal cuelga el cartel de “bar” y una pequeña placa con la inscripción “Rúa do Parvadas”.

image

Su interior esconde una curiosa sorpresa. En una de las piedras elegidas para su edificación podremos observar la inscripción de una concha de peregrino y un cordón de la orden franciscana. La historia atribuye su origen a una lápida sepulcral de origen medieval relacionada con los orígenes del Convento de San Francisco. No os pasará desapercibida por su tamaño, así que, ¿seréis capaces de localizarla?…

image

La trastienda de esta centenaria taberna nos abre las puertas a un auténtico oasis en el corazón de la urbe. Se trata de una terraza cubierta por una frondosa viña bajo contrastes de luces y sombras, iluminada por candelabros y antiguas jarras de crista que trasmiten tono nostálgico y vintage.

image

El Parvadas forma parte de la historia de Pontevedra al ser un lugar de reunión frecuentado por distinguidas personalidades que debatían sobre el futuro de la ciudad del Lérez. Quizás el alias de este local se derive de estas productivas conversaciones entre jarra y jarra de ribeiro. Muchos de sus clientes acuden al Parvadas para demandar su vino “da casa” que buena fama se ha llevado a lo largo de la historia de este local.

IMG_2160

La carta es sencilla, compuesta por tapas de cocina tradicional gallega: Pulpo, calamares, empanada, pimientos de Padrón, zorza, raxo… A un precio medio de 7 euros la ración completa. Además, es posible elegir entre raciones completas y medias, aunque para qué escatimar nuestra gula…

IMG_2161 (1)

El Parvadas en un lugar idóneo para tapear en Pontevedra a un precio asequible para nuestros bolsillos. Un local que invita a largas conversaciones acompañadas de su fresco ribeiro. El plan perfecto para pasar un buen rato entre amigos rodeados de un pedacito de historia de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.